Datos personales

Mi foto
Bahía Gris. , Malos Aires., Argentina

martes, 8 de noviembre de 2011

Colectiveadas.

Mis días comienzan con un gran dolor. Perder la conciencia y cada día, tarde, día, recobrarla: esa voz está ahí sin decir nada, un insecto silencioso alojado en mi cerebro, esperando a que descubra solo, lo siguiente... - ahí viene, ahí me doy cuenta, no, no.
Cada noche, cada tarde, cada noche olvido en la penumbra. Gratificante simil de la muerte, ¿por qué odio tanto mi vida? No me dejás dormir porque sé qué me espera a la mañana siguiente. Despierto y de a poco encuentro, quién soy, dónde estuve hasta ayer... Es la peor de las opresiones, la jugarreta malvada de algo que parece reir y burlarse desde mi mente, una tortura china. Despertar es la cárcel de mi vida, es como ver tras los fierros de un sueño eterno del que no puedo correr -atrapado en las sábanas y entre almohadas en mi lecho-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario