Datos personales

Mi foto
Bahía Gris. , Malos Aires., Argentina

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Dormir. Dormir. Dormir.

Hace un mes vengo durmiendo bien. No me gusta, me embolo. Quiere decir que ando alga mal.

Hace un mes vengo durmiendo bien. Hace un mes me embolo de la vida. Lo más interesante pasa por la noche. Alguien me dijo que seguro ahora rindo más... Pobre gente. La gente no conoce sus propios límites.

Cuando duermo rindo mucho menos. Las cosas que hacés después de uno o dos días sin dormir, no las hace nadie en un mes. No puedo tolerar una semana con esta holgura, de esta distensión que lo puede todo y me hace sentir como un músculo débil. Negador de la fatiga: ¿cuánto resistís antes de la primera boqueada?


Cuando no dormís andás agotado todo el tiempo, no hay un gran paso entre estar muy agotado y estar muy agotado, vas dejando pedazos de tu alma por la calle, te vas cayendo a cachos. Las cosas que hacés después de uno o dos días sin dormir, no las hace nadie. En el mundo duro conseguís la anestesia, la droga para el mundo: nadie te puede parar.

Cuando empiezo a dormir bien, de repente cualquier cosa me cansa, y cuando me canso así de poquito, así... lo primero en lo que pienso es que quiero dormir. Cuando no dormís sentís que podes hacer cualquier cosa, cuando dormís largas horas, solamente querés un poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario