Datos personales

Mi foto
Bahía Gris. , Malos Aires., Argentina

miércoles, 30 de mayo de 2012

Tzer aheen mernem.


Sentía ganas de meterle una bala entre los ojos a cualquier panda que se negara a fornicar para salvar a su propia especie. Quería abrir las válvulas de descarga rápida de todos los petroleros y cubrir de crudo todas esas magnificas playas que yo jamás conocería. Quería destrozar algo hermoso. Quería respirar humo. Somos los hijos indeseados de Dios, ¿y qué? Nuestros padres eran nuestros modelos de Dios, y si nuestros padres nos fallaron, ¿qué dice eso de tu Dios? Tenés que tener en cuenta la posibilidad de no caerle bien a Dios. Con toda probabilidad él te odia, pero no es lo peor que pueda ocurrirte. No lo necesitamos. Que se jodan la maldición eterna o su redención, somos los hijos no deseados de Dios. Bueno, que así sea.

martes, 1 de mayo de 2012

Tu mundo no es mi mundo, y tampoco quiero tu mundo, acá conmigo.

Cambiemos o no cambiemos, al final somos animales de costumbre. No tiene validez una mejora si lo único que hicimos fue acostumbrarnos a algo nuevo, todo puede cambiar mientras nosotros intentamos perpetuarnos en lo que somos por alguna metamorfosis descontextualizada, e inevitablemente cambiarnos otra vez para, por qué no, quizá llevarnos a donde estábamos en un principio.